top of page
  • Foto del escritorErik Butrón

Emprendedores… ¿Nacen o se hacen?

Actualizado: 9 nov 2022



Domingo 02:30 am, no puedo dormir, estoy en mi cama tirado boca arriba con la luz apagada y no hay forma de conciliar el sueño. Ha sido un domingo largo, entretenido y muy satisfactorio. Justo este sábado y domingo impartí Valoriza (entrenamiento de 2 días y muchas horas de capacitación). A pesar de estar físicamente muy cansado, no logro apagar mi mente, es demasiado estimulante estar en contacto con personas que quieren comerse el mundo y se entrenan para ello. Pienso por un momento si trato con más ganas de dormir o abro mi celular y doy un vistazo a lo que hay en redes, me decido por la segunda opción, tomo el teléfono, abro Instagram e inmediatamente como si se tratara de una serendipia, me encuentro con un video muy interesante de Dan Lok. “Entrepreneurs are born” – Los emprendedores nacen, ese es el título del video, el cual tiene como idea principal que emprender no es para todos, que se necesita de una personalidad específica para poder aguantar el camino y si no se tiene ese tipo especifico de personalidad no vas a lograr emprender con éxito. Aquí es en donde viene la idea principal de este artículo; mi opinión sobre tal idea. Aunque es difícil no estar completamente de acuerdo con alguien como Dan Lok, que es prueba viviente de éxito, tengo que decir que parcialmente no estoy de acuerdo.


En mi forma de pensar los emprendedores pueden nacer y pueden hacerse, es decir, hay quienes tienen la fortuna de nacer con cierta mentalidad o desde muy temprana edad son expuestos a estímulos muy poderosos que esculpen su mente de tal forma que pareciera que traen “eso” de nacimiento y también existen las personas que a través de un proceso consciente o inconsciente, logran reconstruirse a si mismos para cambiar su mentalidad, de tal suerte que logran adquirir “eso” que otros traen de nacimiento.


Para explicar esta idea necesito abordar dos de las seis necesidades humanas de Tony Robbins, así que a continuación lo parafrasearé:


1.- Certeza: Necesidad humana de seguridad, confort, consistencia


2.- Variabilidad: Necesidad humana de sorpresa, incertidumbre, cambios


Estas dos necesidades las encontramos en todos lados y podemos verlas en todas las personas sin importar a lo que se dediquen, la edad que tengan, el contexto social, género o cualquier otra característica, todos los seres humanos necesitamos certeza y variabilidad en nuestras vidas. El tema fino de este punto es que existen quienes necesitan tener certeza (seguridad, confort, consistencia) en casi todos los aspectos de su vida y quienes necesitamos tener variabilidad (sorpresa, incertidumbre y cambios) en casi todos los aspectos de nuestras vidas.


Quiero que pienses por un momento en ti, en tu vida y en como la vives. ¿Eres de las personas que no se atreve a dejar su trabajo por miedo? ¿de las que no pueden salir de una relación tormentosa por costumbre, por consistencia? ¿de las que cualquier cosa desconocida que no está en su control las saca de quicio? ¿de las que prefieren más vale conocido? ¿de las que prefieren el pago seguro cada quincena, aunque no sea lo que merecen? Si te identificas con esto, entonces eres más afín a la certeza. ¿Eres de las personas que no pueden trabajar en una oficina? ¿de las que no puede estar en un solo trabajo porque es demasiado monótono o aburrido? ¿de las que prefiere arriesgar y tener su propio negocio, aunque no sea seguro? ¿de las que los retos y cambios le emocionan en lugar de ponerlo nervioso? Si te identificas con esto, entonces eres más afín a la variabilidad.


Por otra parte, es interesante y necesario analizar la forma en la que nos educan y nos enseñan a pensar, las Apps que nos instalan en la cabeza sin preguntarnos. Desde niños y por todas partes, nos bombardean con creencias tanto falsas como verdaderas que van moldeando nuestra mente y que jamás nos cuestionamos, por eso vemos a adultos viviendo con el mismo software que le instalaron sus padres, abuelos, maestros, tíos, las telenovelas y demás: “Estudia, échale ganas y encuentra trabajo en una empresa grande” “Busca una buena mujer, cásate, ten hijos” “La mujer se realiza cuando tiene hijos” “Todos los hombres son iguales, así que aguanta” “Suena bien tu idea pero no tienes experiencia, mejor quédate en el trabajo, ahí estás seguro” “No te endeudes, mejor invierte sólo lo que tengas” “Hasta que no esté todo perfecto no puedo empezar a vender”. Todas las anteriores son creencias comunes, que todos hemos escuchado, dicho o aconsejado y entonces es completamente normal que la gran mayoría de las personas tengan una gran necesidad de certeza, de control, de seguridad.


¿Qué tiene que ver todo esto con el emprendimiento y los emprendedores? Te lo voy a contestar en oraciones muy simples y verdaderas.


1.- Emprender es mil veces más difícil que ser empleado: Si piensas que al emprender inmediatamente vas a tener más tiempo para ti, más libertad, más dinero y vas a ser más “cool”, estás equivocado. Lo que seguramente vas a tener es menos tiempo de sueño, más estrés, ingresos completamente variables, vas a vivir 24/7 para tu negocio. Emprender es un juego en el que muy pocos tienen éxito porque no conocen la realidad antes de intentarlo.


2.- Emprender es VARIABLE jamás CIERTO: Cuando eres empleado vives en un halo muy fuerte de certeza; tienes una estructura que te soporta, tienes protocolos y manuales, tienes una relación de supra subordinación en el organigrama, tienes sueldo fijo más bonos o comisiones (en el mejor de los casos), tienes prestaciones de ley, tienes horarios, oficinas, checador, imagen corporativa, un correo corporativo, etc. Cuando emprendes te tienes a ti y a tu talento, NADA MÁS. Si quieres algo más vas a tener que hacerlo tú o pagarle a alguien que lo haga para ti, vas a dejar de ser el que recibe las quincenas para pasar a ser el que las paga y eso, viene con un precio muy alto.


3.- Si tienes una relación tóxica con la certeza, no vas a ser exitoso emprendiendo: Por simple lógica, si no eres capaz de manejar altas dosis diarias y consistentes de variabilidad, no vas a ser capaz de seguir en el camino del emprendimiento con éxito. Lo único del emprendimiento que tiene que ver con la certeza son dos cosas: 1.- Tienes la certeza total de que nada es certero y 2.- Tienes la certeza total de tener el mando de tu proyecto y dictar por dónde va a ir.


En conclusión, creo que existen emprendedores que nacen o desde muy chicos corren con la suerte de tener entornos que moldean y esculpen sus mentes para este hermoso camino. Por otro lado, alguien que no tiene la personalidad para emprender porque es demasiado apegado a la certeza, puede indudablemente reconfigurarse a si mismo, cambiar la forma en la que está cableado y reinventarse, por supuesto el precio es alto y el sacrificio inmenso, sin embargo, es posible. Así como existen personas que a partir de un evento sumamente duro en su vida, logran cambiar el rumbo y reinventarse por completo, una persona puede moldear, esculpir y diseñar su mente, eso es lo más hermoso, la capacidad de decidir tu destino.


Nos vemos en el próximo artículo,


Erik.

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page